Hace ya más de 20 años que descubrí mi pasión por la restauración de muebles antiguos de la mano de una restauradora. Con el tiempo he ido investigando y descubriendo más posibilidades.  Reciclar y transformar muebles y enseres permite darles una nueva vida evitando generar más residuos. Donde unos ven basura, yo veo tesoros.

En el taller empleo diversos materiales como madera, metal, telas, cristal y cualquier elemento que caiga en mis manos para crear piezas únicas o recomponer las que están en mal estado. Me entusiasma aplicar colores elaborados por mí, tapizar con telas de diferentes texturas, pulir y dar brillo a los herrajes, utilizar distintas técnicas en cada objeto…